Noticias

Ensalada de Verduras al horno y lentejas

30/03/2020

Acompañando esta receta de fruta o lácteo natural de postre tenemos una comida completa. Podemos conseguimos una receta más contundente pero también muy saludable añadiendo huevo cocido, un puñado de frutos secos o pescado al plato.

Ingredientes para 4 personas

Dificultad: 2

Elaboración: 40 minutos

Raciones: 4.

INGREDIENTES:

· 300 g de calabaza

· 300 g de remolacha

· 4 cucharadas de aceite de oliva

· 240 g de lentejas pardinas

· 1 cebolla mediana

· rúcula

Vinagreta de miel

· 3 cucharadas de mermelada de miel

· 3 cucharadas de vinagre

· 8 cucharadas de aceite de oliva virgen

· 1 cucharadita de mostaza Dijon

· sal

· pimienta negra recién molida


PREPARACIÓN:

Poner en una olla a fuego medio-alto las lentejas con abundante agua salada. Cuando llegue a ebullición bajar el fuego y cocinar durante 20 minutos o hasta que estén tiernas.

Sacar las lentejas, enjuagarlas en agua fría y dejarlas escurrir. Reservar.

Precalentar el horno a 200 ºC.

Pelar y picar la calabaza y la remolacha en trozos de unos 2 cm. Colocarlos en un bol grande, salpimentar, añadir el aceite de oliva, mezclar bien y las traspasar a una fuente de hornear. Hornear durante unos 20 minutos o hasta que estén tiernas y ligeramente doradas.

Cortar las cebollas en trozos pequeños. Reservar.

Batir en un bol el vinagre, la sal y la pimienta hasta que la sal se haya disuelto en el vinagre. Agregar la miel, la mostaza de Dijon y el aceite de oliva, y batir con unas varillas de cocina hasta emulsionar.

Poner las lentejas en una fuente, añadir las verduras asadas, la cebolla, la rúcula y mezclar. Añadir la vinagreta de miel y volver a mezclar.


 

Comentario dietético

Acompañando esta receta de fruta o lácteo natural de postre tenemos una comida completa. Podemos conseguimos una receta más contundente pero también muy saludable añadiendo huevo cocido, un puñado de frutos secos o pescado al plato.

Propiedades nutricionales. La proporción de hortaliza, legumbre y aceite de oliva virgen se traduce en un aporte nutricional de proteínas de origen vegetal, grasas cardiosaludables, hidratos de carbono, fibra y una buena cantidad y variedad de vitaminas y minerales como ácido fólico, hierro, potasio, magnesio, fósforo, selenio o zinc.

Apta para vegetarianos. Eliminando la miel del aliño conseguimos una receta vegana.



 volver